Mamíferos mexicanos en peligro de extinción.

Mamíferos mexicanos en peligro de extinción.

Hoy en día, gran parte de las especies mexicanas de mamíferos pueden ser consideradas en alguna clase de riesgo. La Norma oficial mexicana (NOM-059-2001-SEMARNAT) proporciona una lista de 295 especies y subespecies en alguna categoría de riesgo.
Desde edentados (armadillos), pasando por marsupiales (tlacuaches), lagomorfos (conejos y liebres), sirénidos (manatíes) hasta cetáceos, en nuestro territorio habita una gran diversidad de animales que toman leche al nacer; lamentablemente, en todos estos grupos encontraremos especies en peligro o gravemente amenazadas.
Una de las principales causas de la desaparición de especies se debe a la destrucción de hábitats de nuestro país. Siendo uno de los cinco países megadiversos, nuestras selvas, bosques, pastizales, playas, etcétera se ven gravemente deteriorados, dificultando las capacidades de sobrevivencia y reproducción de los animales. Para muchos de ellos, debido a que son poblaciones pequeñas, adaptadas a condiciones específicas dentro de los microambientes que se forman en nuestro territorio. Así, muchas especies en peligro de extinción o amenazadas tienen esta condición porque sus hábitats específicos están desapareciendo.
Otro de los grandes motivos hace referencia a la cacería ilegal. La falta de regulaciones efectivas e incentivos, propician que muchos pobladores salgan a cazar sin restricción alguna. A pesar de ello, se han contado con leyes y convenios más estrictos como el Convenio Internacional de Comercio de Especies (CITES), que poco a poco han ayudado a regular esta actividad.

Grupos particulares

Debido a su interacción con el hombre y la poca atención que se le brindó hasta ahora, es importante destacar dos grandes grupos de mamíferos dentro de los planes de conservación: los mamíferos marinos y los grandes carnívoros.


Mamíferos marinos

En nuestro país están presentes prácticamente todas las familias de cetáceos, muchas de ellas estacionariamente, usando las aguas mexicanas como lugar de procreación. Se encuentran bajo protección especial, pues han sufrido cacerías intensivas, en su mayoría fuera de aguas mexicanas. Un caso especial son los delfines y las marsopas, como las vaquitas marinas, frecuentemente atrapados en redes de pescadores en las que perecen por asfixia. Las especies que habitan en las costas ven afectadas sus poblaciones por la destrucción de sus hábitats, muchas de las playas se están transformando rápidamente en destinos turísticos. Otras razones tienen que ver con la contaminación de los mares y las malas prácticas de pesca llevadas a cabo.

Los grandes carnívoros

México presenta una gama de carnívoros dentro de su masofauna nativa. Podemos dividir arbitrariamente en dos grupos:
Los pequeños carnívoros, quienes se encuentran en peligro de extinción principalmente por la destrucción de su hábitat. Sin embargo, men la mayoría de los casos estos animales tienen tasas de reproducción relativamente altas, que les permiten sobrevivir aun en zonas con alta presión humana.
El otro grupo de carnívoros importante en México es el de los denominados mega carnívoros o carnívoros de gran tamaño. Nos adentraremos en tres familias: felinos, osos y cánidos.

Felinos

De los seis felinos silvestres (Cervantes et al. 2003) que habitan el territorio nacional, el más conocido es el Jaguar (Panthera onca). Como es este y el caso de muchos otros felinos, no se conoce la situación real del estado de conservación de esta especie, entre otras causas porque, como todos los felinos americanos, es solitarios y tiene hábitos nocturnos.
El puma (felis concolor) es un felino que habita en los bosques del norte del país, de donde es originario, y ha migrado hasta el sur del continente. Para la Unión Internacional de Conservación de la Naturaleza, esta especia es considerada como de “última preocupación” (least concern), lo que quiere decir no que no se encuentra en grave situación de conservación.
De los pequeños félidos el jaguarundi (Herpailurus jaguarundi) es la especie que se encuentra en mayor peligro de extinción. Es reconocida como amenazada, a pesar de que como especie tiene una distribución que anarca el sur te Estados Unidos y abarca hasta el sur del continente.

Osos

Otro grupo importante de grandes carnívoros es el de los osos. En México alguna vez habitaron las dos especies de grandes Ursidos Americanos: el Grisli (Ursus arctos) y el Oso Negro (Ursus americanus). El primero aparece en la NOM-059 con el estatus de extirpado del medio natural. La principal razón de su desaparición fue la cacería indiscriminada, aunada a su bajo potencial reproductivo.
La especie que se mantiene en México es el Oso Negro. También es carnívoro y se sabe que puede cazar y depredar ganado. La mayoría de sus hábitos alimenticios incluyen bayas, frutos y varios vegetales, por lo que es percibido como una amenaza menor para la población humana. Esta especie está considerada dentro de los programas de protección especial del convenio Canadá-Estados Unidos-México para su protección.

Cánidos

La familia de los cánidos es la tercera de los grandes depredadores. Cervantes et al. Reconocen cuatro especies de esta familia: el coyote (Canis latrans) y la zorra gris (Urocyon cineroargentatus) no están considerados en peligro por la NOM-059- 2001. Son especies muy adaptables y esquivas, con altos potenciales reproductivos y omnívoros, por lo que pueden comer prácticamente lo que sea.
Dos especies más de la familia cánide si aparecen en la Norma: la zorra del desierto (Vulpes velox, de la cual se reportan 6 subespecies, todas bajo el criterio de amenazadas. Su distribución reducida, tamaño pequeño y hábitat específico hacen que esta especie esté en peligro de extinción.
El lobo mexicano es el último de los grandes carnívoros que está considerado por la NOM-059 como extirpado del medio natural. Esta especie tiene una subespecia prácticamente exclusiva de México: el lobo mexicano. Actualmente la SEMARNAT (2009) la tiene como una de las especies prioritarias para la conservación. Tiene un plan piloto para reintroducir un número limitado de ejemplares en el noroeste del país, en las zonas altas de la Sierra Madre Occidental.
Como ninguna otra de las especies mencionadas, el lobo mexicano tiene una historia de recuperación que demuestra que el trabajo decidido y en conjunto da resultados importantes. A partir de solo cinco lobos capturados, más unos cuantos más que se encontraban en un rancho texano y algunos albergados en el zoológico de San Juan de Aragón, se cuenta ahora con más de 300 en zoológicos de México y Estados Unidos.

Conclusiones

En general, debido a lo complicada que es la conservación de los mamíferos en México en los albores del siglo XXI; el incremento en la población humana, y la destrucción intensiva de las zonas naturales, en gran medida por problemas de corrupción y la falta de compromiso con la naturaleza, se reducen cada vez más los hábitats en que viven los mamíferos silvestres grandes y pequeños. Es claro que solamente a través de la educación ambiental de la población; la generación de opciones productivas como el ecoturismo, y los aprovechamientos sostenibles, se encontrarán estos sitios de manera  más sencilla.

¿Qué es ser un estudiante en línea?

¿Qué es ser un estudiante en línea?

La denominada era de la información en la que vivimos hoy en día, el proceso educativo se concibe más como un proceso de aprendizaje que de enseñanza para las personas que participan en el acto. El proceso de aprendizaje en la modalidad de estudios en línea se lleva cabo en un Ambiente Virtual de Aprendizaje, el cual engloba una visión conjunta del como se enseña pero sobre todo del como se aprende y se elabora a partir del establecimiento de objetivos de aprendizaje, incorporando actividades y experiencias de aprendizaje estimulantes.

El rol del estudiante en línea

De ser pasivo a ser proactivo

El estudiante en línea se distingue porque tiene una actitud de ir al frente, se convierte entonces en el actor principal del escenario educativo, ahora ha de concebirse como el responsable de su propio aprendizaje y deberá tomar un papel activo, de involucrarse en el proceso y prepararse significativamente para participar en el curso.

De la exigencia en la participación

En la modalidad en línea existen recursos tecnológicos que generan registros para que el docente o la figura académica correspondiente identifique si el estudiante participa o no, lo cual puede promover un desarrollo significativo de el sentido de la auto crítica del estudiante en la dinámica grupal.

De la estática entre tiempo y espacio a la dinámica autogestiva

El estudiante en línea no se encuentra sujeto a los horarios y a los espacios físicos para dar paso a la autogestión; esto implica que el mismo es quien determina donde, como, cuando, y cuanto estudia, lo que le da al estudiante el papel protagónico dentro de su proceso de aprendizaje. A lo anterior hay que agregar que pese a que la modalidad de estudios en línea es flexible existen tiempos de entrega, por lo que es muy importante que el estudiante se administre a fin de cumplir cabalmente con sus actividades académicas.

Del seguimiento académico

En el caso del estudiante en línea existe la facilidad de compartir las dudas en público así como en privado, para ambos casos deberá ser paciente y esperar la respuesta del Docente entre las próximas 24 y 48 horas y visitar la sección de preguntas frecuentes.

De la interacción grupal y con el docente

A diferencia de recibir explicaciones e indicaciones verbales de parte del docente, el estudiante en línea interactúa principalmente con los contenidos del ambiente virtual de aprendizaje que únicamente representan un recurso para desarrollar y potenciar el aprendizaje, por lo que no lo determinan por completo.

De los aportes de la internet y la riqueza del conocimiento

Existe la posibilidad de que si surge una duda, una inquietud o simplemente el interés de profundizar en algún tema o de buscar fuentes de información adicionales el estudiante pueda obtener material de estudio adicional por lo que aumentan las posibilidades de extender sus conocimientos. La curiosidad y la internet pueden resultar una combinación interesante para el estudiante en línea, pero este deberá hacer un uso crítico de la información y buscar la confiabilidad de las fuentes y de esta manera potenciar sus conocimientos y experiencias de aprendizaje.

Recomendaciones Interpersonales para el estudiante en línea

Las competencias interpersonales constituyen herramientas básicas para el desarrollo humano, como parte de un aprendizaje en el manejo de las emociones resultan útiles las siguientes recomendaciones;

  • Identificar e interpretar nuestras emociones y reconocer el efecto que tienen en nosotros mismos y en los demás.
  • Controlar y manejar nuestras emociones y el cómo reaccionamos para así poder adaptarnos a las circunstancias que todo el tiempo están cambiando a nuestro alrededor.
  • Identificar, comprender y responder ante las circunstancias, para atender y entender a los demás.
  • Saber tratar con los demás, influir positivamente, motivar e inspirar, trabajar en equipo y mejorar la manera en la que nos comunicamos.

Retos para el estudiante en línea

El proceso de aprendizaje llevará al estudiante a pensar creativamente, a desarrollar y potenciar el desarrollo de habilidades científicas, tecnológicas y sociales que favorezcan la toma de decisiones, la solución de problemas, la integración, organización y comprensión de la información, pero principalmente el aprender a aprender.

  • Adoptar una actitud crítica y creativa de las Tecnologías de la Información y la Comunicación y participar activamente durante su formación académica.
  • Cuestionar, replantear, investigar e idear nuevas formas de descubrir.
  • Adaptarse al trabajo en un entorno cambiante, valiéndose de la creatividad, la comunicación, la colaboración y la resolución de problemas.
  • Optimizar la comunicación escrita.